Pedimos mucho.

7chicabailando

Pediste que contorneara mi cuerpo al ritmo de la música,
que sintiera cada una de las notas musicales
que salían desde el reproductor.

Pediste que fuera libre aquella noche,
que mi cuerpo expresara lo que sentía por ti,
por tus manos,
tus besos,
tus caricias.
.
Pediste que me dejara llevar por la lujuria,
el deseo,
el acto de follar libres,
de ser solo nosotros en la habitación.

Juramos no atarnos,
a vivir libres como pájaros
a ser solo uno (nosotros) en aquella habitación
y a no conocernos al vernos cruzar la avenida.

Pediste…
Pedí…
Pedimos tantas cosas
que se nos olvidó una cosa fundamental
no enredar nuestros corazones con el amor.

Ahí fallamos
y todo se fue al carajo.

— Poesía de Domingo | Lilith. Ángel Enamorado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s